Thursday, June 15, 2006

LIBERTAD

Sobre mis cuadernos de escolar
sobre mi pupitre y los árboles
sobre la arena y sobre la nieve
escribo tu nombre.

Sobre todas las páginas leídas
sobre todas las páginas en blanco
piedra sangre y las cenizas
escribo tu nombre.

Sobre las imágenes doradas
sobre las armas de los guerreros
sobre la corona de los reyes
escribo tu nombre.

Sobre la jungla y el desierto
sobre los nidos sobre las retamas
sobre el eco de mi infancia
escribo tu nombre.

Sobre las maravillas de las noches
sobre el pan blanco de los días
sobre las estaciones desposadas
escribo tu nombre.

Sobre mis trapos azules
sobre el estanque de sol enmohecido
sobre el lago luna viviente
escribo tu nombre.

Sobre los campos el horizonte
sobre las alas de los pájaros
y sobre el molino de las sombras
escribo tu nombre.

Sobre cada suspiro de la aurora
sobre el mar sobre los barcos
sobre la montaña enloquecida
escribo tu nombre.

Sobre la espuma de las nubes
sobre los sudor de la tormenta
sobre la lluvia espesa insípida
escribo tu nombre.

Sobre las formas centelleantes
sobre las campanas de colores
sobre la verdad física.
escribo tu nombre.

Sobre los senderos despiertos
sobre las rutas desplegadas
sobre las plazas desbordadas
escribo tu nombre.

Sobre la lámpara que se enciende
sobre la lámpara que se apaga
sobre la casa de mis hermanos
escribo tu nombre.

Sobre el fruto cortado en dos
sobre el espejo de mi cuarto
sobre la concha vacía de mi lecho
escribo tu nombre.

Sobre mi perro goloso y tierno
sobre sus orejas levantadas
sobre su pata desmañada
escribo tu nombre.

Sobre el quicio de mi puerta
sobre los objetos familiares
sobre la llama de fuego bendito
escribo tu nombre.

Sobre la vitrina de las sorpresas
sobre los labios atentos
muy por encima del silencio
escribo tu nombre.

Sobre mis refugios destruidos
sobre mis faros desplomados
sobrelos muros de mi hastio
escribo tu nombre.

Sobre la ausencia sin deseo
sobre la soledad desnuda
sobre las escalinatas de la muerte
escribo tu nombre.

Sobre la salud recobrada
sobre el peligro que se aleja
sobre la esperanza sin recuerdo
escribo tu nombre.

Y por el poder de una palabra
vuelvo a recomenzar mi vida
Yo nací para conocerte
para nombrarte

Libertad


Paul Eluard, frances,1895-1952

5 comments:

andres (elantiblog) said...

Un gran clasico!!! me recuerda mucho nuestra alegre juventud..con cetro y agua tonica!! que tiempos!!!

chica canifru said...

no me parece alegre.

andres (elantiblog) said...

mmmmm......mi juventud junto a giglio fue alegre..

Y el poema es alegrisimo

galgata said...

Qué linda poesía!!!
Nunca la había leído :)

Anonymous said...

es muy hermosa ..me gusta mucho..expresa un sentir interior