Thursday, November 08, 2007


Para vivir no hace falta ser inteligente. Mientras mas imbecil seas, mejor se lleva la vida. A. , una de mis compañeras de curso, es una prueba de como la estupidez, conjugada con un habil instinto para abrir las piernas frente al tipo adecuado, hacen que uno prospere. Ahora si hay que distinguir muchos tipos de estupidez.
Por ejemplo esa que tienen los empleados de almacenes y toda clase de subordinados. La estupidez succiona penes, cuya principal virtud es hacerlos subir en las piramides jerarquicas, a medida que acumulan en sus bocas y culos el semen de sus jefes. Dentro de esta clase, estan los santos ignorantes chupando vergas de buena fe, y los malvados, concientes de sus actos y capaces, algunos de morder, el glande que les da de comer.
Los hay imbeciles de vocación, predestinados hasta el fin de los tiempos, a su abnegacion bovina, y tarados de carrera. Tipos los suficientemente inteligentes para marchar al paso de la estupidez ajena, con el fin de estar mejor, de comprar un nuevo auto y pagar la entrada al último recital de su artista favorito.
Estan los pelotudos que parecen ser tipos geniales y cool.Y, los mas tristes, los tontos buenos e inteligentes, aferrados a una rectitud que a nadie importa, incapaces de saltar al navio de los hueones. Heroes desconocidos cuyo merito es observado solo por ellos mismos.
Uno tiene que considerar, al verlos, que la inteligencia es una virtud inventada solo para ser encontrada en uno mismo.

6 comments:

paox said...

Uta... me mataste con la última frase... yo no estoy en las primeras categorías de idiotez, pero debo reconocer que en mi trabajo hay bastante gente con ese tipo de habilidades... succión, ascenso... prestigio... dinero... adulación...
Yo tampoco estoy abajo, no soy tan bueno, ni tan inteligente... no me doy cuenta de lo buena que soy precisamente porque me equivoco de imbecil realmente, no de boba...

Un abrazo niño... quizá algún día nos veamos en máscara...

Gonxalo Oyanedel said...

Lo primero que uno sabe cuando nace es que es un imbécil; y cuando uno muere, es que lo sigue siendo.

No es un comentario nuevo, pero a cada paso se me hace más cierto.

un saludo.

Syrgo de Enefaso said...

yo concuerdo con oyanedel

que clase de imbecil es el ñoño mistico?

el ejercicio de encontrar la estupidez en la soberbia impostura d euno mismo

que masoquismo mas entrete.....
abrazos gracias por tus palabras
me sirvieron

marietta said...

mi papá me enseñó que un poto bien administrado da más que un fundo.

dioshamuertoyyono said...

EN TODO EL MASTER CON UN COMPA NO HABIA DIA DE OCIO Y NO PASABAN 5 MINUTOS CUANDO HABLABAMOS QUE TENIAMOS QUE INVOLUCIONAR PARA CONSEGUIR ALGO, SER MAS IMBECILES, PERO CREO QUE YA NO SE PODIA MAS.

Anonymous said...

Interesante post... un poco lleno de ira.
Después de todo, sin embargo, somos animales... una raza de mamíferos de laboratorio fabricados para dar jugo.
Quizás, un poco de compasión por los pobres imbéciles que van al matadero no sería un gasto inútil.