Wednesday, August 17, 2005

Alegria, alegria, uhu!!!


EL CAMINO.


Y ellos continuaban avanzando, sin saber, atravesando el vino de la primera misa, la lucha por el pan de cada día, la ignorancia y la necedad.
Avanzaban, alegres, distraídos, pocas veces dudando; tan inocentes, relajados o tiesos, hacia el hoyo final y la última palabra. Tan seguros, comunes, callados, recitadores, imbéciles.
El hoyo los había estado esperando sin verdadera esperanza ni interés; Ellos caminaban divertidos; unos se apoyaban en otros; algunos seguían solitarios y sonrientes, hablando a solas y en voz baja. En general, discutían planes y hablaban del futuro y del futuro de sus hijos y de las pequeñas y grandes revoluciones que sostenían en libros clavados en las axilas. Alguno movía los brazos mientras divagaban sobre recuerdos de amantes y flores mustias que llevaban el mismo nombre.


Juan Carlos Onetti, uruguayo, 1909-1995
De la novela “ Dejemos hablar al viento”

8 comments:

FuriosaCanifru said...

No conocía esa novela. Pero te rejuro que mañana misma la compro.
Ahora estás en mi lista de los que amo.
¿Ya te dije que te amo?

pao-x- said...

(Mmmm--- mmmm ) x 3 = mm³

saludos.

GATO ROMANO said...

Goyeneche es total. Sé muy poco del tema, pero evidentemente sé que no va por el lado de Gotan Project, solo creo que está bien que se reciclen formas propias de nuestros abuelos: el tema del salón, por ejemplo.

Finalmente, creo que Piazzolla y Jobim son de lo mejor que ha pasado en Sudamèrica.

dioshamuertoyyono said...

UNA EPOCA ROMANTICA HACER LA REVOLUCION A BASE DE LIBROS Y ESPERANZAS MUCHAS.

Voikot said...

Que bueno que blogs como el tuyo sirven para conocer literatura que de otra forma no conocería, me gusta cuando puedo descubrir cosas en música, literatura, arte...

Xime said...

Un beso por las lecturas compartidas, tan agradablemente distintas de las que inteligentemente selecciona para nosotros el Reader's Digest.

¿Puedo colaborarte, de vez en cuando? Te acosaré con mis lecturas.

Abrazos de cronopio primaveral.

el espacio real said...

onetti es demasiado bueno, demasiado bueno. cuando empece a leerlo anotaba en un cuaderno los párrafos que más me gustaban ¡pero llego a resultar que casi era todo el libro lo que copiaba!
por lo que dejo sus libros junto a mi cama, que es donde están los libros que quiero +

Cpunto said...

me trajo un recuerdo como si fuera mio, pero no, porque capaz que lo soñé. eso de andar con el libro anclado y la divagación como sistema,

saludos,
C.