Thursday, October 20, 2005

En el tribunal



A veces pienso, en la suerte que he tenido al estar en el sitio donde trabajo. Por un lado tengo una jefa, la juez, sumamente comprensiva y buena onda. El segundo al mando del Tribunal, es un chico un año menor que yo, el Secretario, un Tipo accesible, liviano de sangre. Y lo mejor de ambos es que salen absolutamnete del prototipo de algunos jueces "shilenos", Tipos endiosados y prepotentea cuya palabra es la ley ( como en el cancion), la mayoria de las veces, tan soberbios que son incapaz de ver su propia ceguera e ignorancia. (No es poco frecuente encontrarse por ejemplo con jueces que bien poco saben de derecho). Y que tratan a sus subordinados, casi con la punta del zapato. Horrible. Por eso digo que tengo suerte.

Mis colegas son buenas personas. Pienso en una en especial, que ha llegado donde esta por ser hija de ministro de corte de apelaciones, una chica de buenas intenciones, pese a lo anterior, pero que ha estado bajo el ala de su esposo, un tipo machista, y a quien la exclusiva dedicacion al cuidado de ese zangano, que cree que por que trabaja unas cuantas horas al dia, merece ser servido y alabado, todos y cada uno de los dias de su vida por una "hembra", a la que ha esclavizado( y la que a veces es esclavizada, seducida por el zumbido almibarado del "amor")han vuelto una chica a la que le cuesta mucho el trabajo de intelectual y el propio de Tribunales. La servidumbre marital decididamente la ha "alienado". ¿Cuanto de ello hay de voluntario ?

Zafarse de servidumbres estupidas parece ser una buena tarea.

3 comments:

Perplejo said...

Ya me acostumbré a ese tipo de personas. O, digamos, no es que me haya acostumbrado, lo que pasa es que ya las tengo redondeadas en un concepto y puedo interactuar con más facilidad con ellas. Aún así, me gusta el cilantro pero no tanto. Tengo limitaciones de carácter.

propenso said...

Tipico hueon machista, prototipo chileno, aunque en chile las mujeres tambien son machistas: porque uno tiene que llamar a las mujeres? q ellas llamen, no pido mas que eso.

Minimálica said...

Hay ciertas mujeres que prefieren aceptar esa clase de relaciones esclavistas. Hasta que se dan cuenta del asunto y dan el vuelco. Claro que deben luchar con el qué dirán y esas cosas que se suelen dar fuertemente en personas como las que describes, que tiene un status y no que les gusta perderlo. Pero a fin de cuentas el asunto pasa por eso que dice los viejos en el campo: que «la culpa no la tiene el chancho, sino el que le da el afrecho».
Coincido con Propenso, el machismo se hereda por el lado materno.

Mis saludos